El Canal de Isabel II cifra en 134 millones la inversión necesaria para que Las Rozas adecue su saneamiento a la realidad y acabar con los vertidos de aguas residuales, que

han provocado que la Fiscalía de Madrid pida la apertura de un proceso penal por un presunto delito contra el medioambiente. El pleno aprobó una moción de UPyD para dar una solución, mientras que el PSOE critica que las familias tengan que pagar, según sus cálculos, 5.322 euros. El PP le tacha de alarmista y dice todavía es imposible saber qué obras son necesarias y su coste.

Las Rozas (94.400 habitantes y el sexto pueblo más rico de España) arrastra desde hace años el problema de vertidos de aguas residuales. En junio pasado la situación dio un vuelco debido a que la Fiscalía Provincial de Madrid, sección de Medio Ambiente, pidió al juzgado de Majadahonda la incoación de un procedimiento penal al detectar un presunto delito contra los recursos naturales y el medioambiente, tras una denuncia de la asociación Via Natura.

La noticia provocó que el problema volviera al pleno municipal y que el equipo de Gobierno (PP) entregara a los grupos de la oposición el Plan Director que el Canal de Isabel II les había remitido en junio de 2016. El informe, por el que el Canal abonó 619.000 euros, realiza un análisis exhaustivo de la red de saneamiento. En él se identifican “22 puntos de vertido directo, asociados a 14 cuencas que se encuentran desconectadas de los sistemas de saneamiento”. En algunos casos, son de escasa magnitud, pero en otros son redes unitarias o separativas de urbanizaciones completas las que desembocan en el medio natural, añade.

La propuesta del Canal para conseguir una red con capacidad en todos sus puntos que desagüe y transporte las aguas residuales hasta la depuradora sin producir vertidos asciende a 134.963.848 (sin IVA). Las actuaciones se dividen en las de prioridad 1, de urgencia, que importan 33.256.144 y las de prioridad 2, de adaptación a las normas técnicas del Canal por 101.707.704 millones. “Siendo ambas de responsabilidad municipal”, advierte el ente público. Las Rozas es el tercer municipio de Madrid en longitud de red de alcantarillado, por detrás de la capital y de Getafe.

La moción aprobada en el último pleno de junio de UPyD y defendida por su portavoz, Cristiano Brown, acordó iniciar una comisión técnica de análisis del Plan Director y acordar con el Canal un plan de acción para acelerar los trabajos. El PSOE, que presentó otra moción que no salió adelante, considera que tanto Ciudadanos como el PP “intentan blanquear 20 años de urbanismo que nos ha convertido en la ciudad fecal de España”. Su portavoz, Miguel Ángel Ferrero, pide que “se depuren las responsabilidades y que se investigue cómo se aprobó un planeamiento, sometido a más de 20 modificaciones puntuales, sin toda la obra necesaria que ahora tienen que pagar los vecinos”.

El PP acusa al PSOE de alarmar a los roceños porque “no todas las actuaciones son urgentes, ni se van a acometer a la vez y puede que algunas no sean necesarias”. Son obras que, además, aprobaría el pleno, “es decir, no son decisión del Canal ni solo del equipo de Gobierno con el PP en minoría”, aclara un portavoz de Comunicación del municipio.